Los seres concientes forjan la historia (XLII)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del CEILER

CAPÍTULO XLII: ¡Cuidado! El anticomunismo es mal consejero

La verdadera razón que tuvo el sector derechista de la Democracia Cristiana para lanzar a su partido al precipicio de oponerse a participar en primarias dentro de la Nueva Mayoría, presentando a su candidata directamente a la primera vuelta, fue su anticomunismo. “Nada con los comunistas que ejercen tanta influencia en el gobierno”. “Comprobemos cuánta es nuestra propia fuerza”.

La no realización de primarías en la Nueva Mayoría, por causa del acuerdo impuesto por la derecha de la Democracia Cristiana, no sólo perjudicó a dicho partido, sino que golpeó fuertemente en sus inicios a la candidatura presidencial de Alejandro Guillier.

Por otra parte, lamentable fue el cambio experimentado por Carolina Goic durante la campaña, quien se contagió de anticomunismo. Llegó a afirmar que en un hipotético gobierno suyo no participarían los comunistas.

Enceguecidos por su sectarismo y anticomunismo, no fueron capaces de darse cuenta que su “camino propio” los conduciría a una gran derrota; que el Pacto Convergencia Democrática era el camino hacia una especie de suicidio. Tampoco algunos de ellos vieron, como es el caso de Ignacio Walker, que se estaban cavando su propia tumba.

Las elecciones del domingo 19 de noviembre de 2017 resultaron una gran derrota para el PDC. Su candidata reunió 386.278 votos, el 5,88%, ocupando el quinto lugar, detrás de Sebastián Piñera, Alejando Guillier, Beatriz Sánchez y José Antonio Kast.

De 21 diputados que obtuvo en la anterior elección eligió 13 o 14, el 19 de noviembre de 2017. Tendrá también seis senadores.

De enorme importancia para el futuro de la DC resultaron las elecciones de dos senadoras: Yasna Provoste en Atacama, y Ximena Rincón en la región del Maule. Ambas identificadas consecuentemente con la centroizquierda.

Lo ocurrido con el PDC muestra que las posiciones anticomunistas no son buenas, que siempre otorgan ganancias a la derecha, que aportan agua al molino de la reacción.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XLI)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del CEILER

CAPÍTULO XLI: Algo sobre el pinochetista José Antonio Kast

José Antonio Kast representa la derecha más reaccionaria, la que reivindica públicamente la dictadura de PInochet , que tiene el apoyo del Opus Dei y de los verdugos que están en Punta Peuco. No se trata de un improvisado demente. No está solo. En las elecciones del domingo 19 de noviembre de 2017 obtuvo 521.716 votos (el 7,94% de los sufragios válidamente emitidos). Ahora apoya a Piñera para el balotaje del 17 de diciembre.

No podemos subestimarlo. El fascismo no ha desaparecido. Lo ocurrido en algunos países de Europa demuestra que reaparece como expresión del sector más reaccionario de la burguesía. Debemos estar alertas. Tenemos que estudiar a sus líderes.

En entrevista concedida el 15 de mayo de 2017 a “eldesconcierto.cl.” José Antonio Kast expresó en algunas de sus partes:

Represión con militares en Araucanía

Kast es directo. En su primer día como presidente, quiere a los militares en la calle en La Araucanía. “Aunque no sé si voy a alcanzar, pero dentro de la primera semana de todas maneras. De acuerdo a la Constitución, el presidente de la República tiene la posibilidad de decretar Estado de Emergencia, no en su categoría máxima que suspende derechos de asociación, sino solicitar a las Fuerzas Armadas su colaboración, por quince días renovables por otros quince más y sin autorización del Congreso, y eso permitiría reemplazar a los mil carabineros que hacen punto fijo de resguardo en propiedades amenazadas por terrorismo, por mil o dos mil militares”.

Carabineros no dan el ancho

–¿Hay violencia de parte de Carabineros?
– Ahí discrepo, porque Carabineros cumple un rol. Si se sobrepasan, los someten a un proceso interno. Yo no veo que sometan a ningún proceso interno a las personas que les disparan a los carabineros todos los días, se sabe dónde están y no se hace nada. No he visto que se hace nada con las personas que roban o matan animales. Entonces, primero la paz. Cuando Carabineros actúa, no es que diga que va a empezar a disparar a diestra y siniestra, no es así.

– ¿Cree entonces que el caso de Brandon, el de Lorenza Cayuhán, de Hernán Paredes, del joven de 16 años que terminó con derrame cerebral, son casos aislados?
– Es parte de lo que hoy ocurre en La Araucanía. Con el hijo de Osvaldo Antilef no ha pasado nada. Con los Luchsinger Mackay…

Los fiscales deben ponerse las pilas

– En los casos que le digo tampoco. Ni en el de Alex Lemún.
– Entonces está fallando la justicia, estamos de acuerdo en eso. Que los fiscales no están haciendo la pega y que tienen que ponerse las pilas.

Defendiendo a los verdugos

La defensa de los condenados por violaciones a los derechos humanos es un estandarte para José Antonio Kast. El ex militante de la UDI ha visitado tres veces Punta Peuco y no duda en ningún minuto en decir que le entregará un indulto presidencial, no solo a quienes sean enfermos terminales, sino a los que han sido objeto de lo que él llama “ficciones jurídicas”.

Kast y la “familia militar”

– Se dice que usted representa a la familia militar.
– Yo represento a los chilenos. Ahí me cuelgan todo lo que a algunos les puede parecer dañino. Para mí no es dañino representar a parte de la familia militar, porque uno no los representa a todos, es como decir que eres representante de la Iglesia Católica por ser católico.

– No le molesta la asociación entonces.
– No, para nada. Si son chilenos, ¿por qué me va a molestar representar a chilenos que fueron parte de las Fuerzas Armadas? No me molesta en nada, ellos dieron un servicio a la patria y que hoy algunos están siendo vulnerados en sus derechos garantizados en la Constitución y las leyes y si les toca hoy, les puede tocar a otros. Hoy son estas 120 personas que cumplen condena en Punta Peuco, mil que están procesados, pero el día de mañana puede cambiar el tema y alguien que sea hijo de un periodista vea que su padre es procesado porque no informó en el momento en que tenía que informar. Cuando hay arbitrariedad en base a las leyes, al final a cualquiera le puede tocar que se invente una ficción jurídica para someterlo a proceso y condenarla.

Punta Peuco

– Usted ha hecho del tema de Punta Peuco una de sus grandes banderas. ¿Sabe cuántos enfermos terminales hay en Punta Peuco?
– Si uno habla con los hijos y nietos, ellos te pueden dar un reporte de quienes están con enfermedades terminales.

– Específicamente, un número.

– Son cerca de 14. Ahora, depende de lo que se entienda enfermedad terminal, entre 9 y 14. Ahí no están considerados, por ejemplo, las dos personas que tienen alzheimer, que están en el Hospital Penitenciario. Son personas que no saben donde están. Uno estaba en la Casa del Alzheimer, no sabía donde estaba, lo sacaron y lo mandaron a Punta Peuco. Los mismos gendarmes lo vieron y dijeron este señor no corresponde que esté acá y el mismo día lo mandaron al Hospital Penitenciario, donde está hoy día y él no sabe donde está. No tiene mucho sentido que dos personas que no sabes quienes son, ni donde están, estén presos.

– Esa información de la cantidad de enfermos terminales no ha sido liberada por Gendarmería. ¿Entonces ese número es según los familiares?
– No, no, yo fui a ver, a visitar en el Hospital Dipreca a don Pedro Vivian, un suboficial mayor de Carabineros que está postrado, con un cáncer, lo más probable es que no tenga posibilidades de vida muy larga.

– En la misma época en que fue a verlo, él recibió otra condena por violación a derechos humanos.
– Puede ser, no sé. Lo que tengo claro es que no puede caminar, está con un grado de desnutrición y probablemente no viva largo tiempo. Y el suboficial mayor Muñoz, a quien no conocí, murió engrillado.

– Eso fue desmentido por Gendarmería, pero la cifra de enfermos terminales no es pública, pero usted dice conocerla…
– Porque los conozco, si he ido a Punta Peuco tres veces. Y cuando tú ves a un señor postrado en una camilla, que no reacciona, lo más probable es que esté a punto de partir. Y si hay discordia, entonces que el director de Gendarmería autorice a hacerles exámenes médicos completos, con cargo a Gendarmería, a todas las personas y que tenga resultados. Si son 14, que den indulto a 14. Si la discusión es esa, yo si soy presidente voy a indultar a los enfermos terminales. Quien define quien es enfermo terminal, entonces vamos con un grupo de médicos que si dicen que si el señor tiene una enfermedad terminal, indultémolos. Yo te puedo contrapreguntar, ¿tú indultarías a un enfermo terminal?

– Los delitos de derechos humanos no son indultables.
– No, es super claro, te pongo un ejemplo concreto. Caso de don Pedro Vivian, hospitalizado en el Dipreca, que puede vivir 4 meses más. Más allá de la condena y de cualquier cosa.

Anticomunista consumado

– ¿Indultaría a personas que no han colaborado con la justicia?
– ¿Cómo que no han colaborado con la justicia? Si están cumpliendo condena. ¿Por qué se les dan beneficios carcelarios a asaltantes, violadores cuando llevan mitad de la condena? Hay que cumplir el estado de derecho y es súper claro. Si usted cae preso, tiene derechos, cualquier preso. Hornecker tuvo derechos y murió en libertad en Chile y era responsable de muchas muertes. Los comunistas se vanaglorian de Lenin y defienden lo indefendible, defienden el régimen cubano, están en su derecho. Yo sí quiero indultar, es una facultad legal que tiene el presidente de la República. Frei indultó narcotraficantes.

Procesados por presunciones

– Haciendo comparaciones, Videla murió en una cárcel común.
– A lo mejor no hay que hacer comparaciones. Lo que yo haría es cumplir la ley, que dice que hay beneficios carcelarios, que la lesa humanidad se decretó en Chile a partir del 2009, que a estas personas le están aplicando un procedimiento judicial antiguo que se modificó. Ya hay una resolución del TC y de ministros Corte Suprema que dicen que se tiene que cumplir la ley.

– ¿Indultaría a personas que no han reconocido sus crímenes?
– Indultaría a las personas que han sido procesadas por presunciones y también a aquellos que han sido objeto de sentencias en base a ficciones jurídicas.

Una Ley de Punto Final

–¿Ficciones jurídicas? ¿Cómo determina eso?
– Haciendo una revisión de las causas. Yo soy partidario de una ley de Punto Final, de cerrar el tema y mirar para adelante. Como no hay votos en el Parlamento, sí soy partidario de dar indultos individuales.

Anexo: La “familia militar” molesta con Kast

La prensa del martes 21 de noviembre de 2917 informó que “La familia militar está molesta con José Antonio Kast. Tras la elección del domingo pasado, reclaman que el diputado entregó muy rápido su apoyo a Sebastián Piñera para la segunda vuelta del próximo 17 de diciembre.

En concreto, desde las ONG vinculadas a militares en retiro apuntan a que entregó de manera “gratuita y sin condiciones” el voto al abanderado de Chile Vamos.

“Hay un descontento generalizado en las ONG del mundo militar en retiro por la forma en que José Antonio entregó el apoyo a Piñera, por cuanto lo hizo en forma inconsulta, prematura y sin condiciones sobre los temas que importan al mundo militar en retiro. En Punta Peuco es una opinión generalizada la molestia que hay con Kast”, dijo a La Tercera el abogado de varios militares retirados, Raúl Meza.

La situación, según Meza, ha generado división entre los votantes de Kast. “Los adherentes de Kast se dividieron entre los que apoyan votar por Piñera y los que no van a votar por él“.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XL)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del CEILER

CAPÍTULO XL: Sobre la sorpresa del Frente Amplio

Todos fuimos sorprendidos por la votación alcanzada por Beatriz Sánchez, candidata presidencial del Frente Amplio. El avance electoral de esta coalición tiene varias causas. Una de ellas, es que el programa de la candidatura de Alejandro Guillier no fue lo suficiente claro en temas que están en un primer plano para la gente. Por ejemplo, las AFP y el litio.

La sorpresa fue resultado de la falta de un análisis científico durante la campaña electoral. Se impusieron los “errores” de las encuestas, dedicadas a vaticinar el inminente triunfo del Pillín de la política chilena.

Pero también faltó un estudio serio de parte de los partidos políticos. Dicen que después de la batalla todos son generales. Pero ni siquiera hemos conocido generales autocríticos. Los de la industria de las encuestas intentaron sacarse los balazos con argumentos que convencieron a nadie. Del resto sólo hemos conocido el silencio de quienes tienen el deber de estudiar la realidad electoral.

Sin embargo, sin dejar de reconocer la sorpresa dada por la votación de Beatriz Sánchez y los altos méritos de dirigentes y militantes del Frente Amplio, lo ocurrido el domingo 19 de noviembre de 2017 no es un hecho sin precedentes en la historia de Chile. Algo muy parecido ocurrió en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebrada el domingo 13 de diciembre de 2009. En esa oportunidad el candidato Marco Enríquez-Ominami obtuvo 1.405.124 votos, el 20,14% de los votos válidamente emitidos.

Beatriz Sánchez alcanzó el 19 de noviembre de 2017 la cantidad de 1.336.622 sufragios, el 20,27% de los votos válidamente emitidos.

Existe una diferencia entre lo ocurrido en el 2009 y el 2017. Una enorme diferencia. El Frente Amplio quedó ahora con un importante y decisivo equipo parlamentario: 20 diputados y un senador. Por partido están distribuído así:

-Revolución Democrática, 10 diputados y 1 senador;

-Partido Humanista, 5 diputados;

-Partido Liberal, 2 diputados;

-Independiente, 1 diputado;

– Partido Igualdad, 1 diputado; y

– Partido Ecologista Verde, 1 diputado.

El potencial del Frente Amplio significa para sus dirigentes una enorme responsabilidad. En verdad, me han sorprendido las declaraciones de algunos de ellos, en el sentido que en lo de la segunda vuelta todo está en manos de Alejandro Guillier, que sólo de él depende cómo voten los que apoyaron a Beatriz Sánchez.

Pienso que si sus planteamientos están más cerca de los de la Fuerza de la Mayoría que los de la derecha, que si de verdad están por impedir la llegada de Piñera al gobierno, tienen también responsabilidad de lo que ocurra en el balotaje del 17 de diciembre de 2017. Y deben asumir. Ello, considerando que los partidos de esa coalición que eligieron parlamentarios se definen de izquierda.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXIX)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXIX: Sobre la vocación unitaria de los comunistas

Desde los tiempos de Recabarren los comunistas han tenido y tienen una profunda vocación unitaria. Han aplicado y aplican una leninista política de alianzas.

Por ejemplo, en las elecciones parlamentarias de marzo de 1921 el entonces pequeño Partido Comunista enfrentó esos comicios en coalición con la Alianza Liberal y esto no significó que se apartara un milímetro de sus posiciones de clase. En esa ocasión, los comunistas eligieron dos diputados: Luis Emilio Recabarren y Luis Víctor Cruz.

Otro ejemplo. El PC de Chile ha participado en 19 elecciones presidenciales y en 14 de ellas ha trabajado y votado por candidatos que no son de sus filas.

En 5 ocasiones se vio obligado a llevar candidato propio, ante la imposibilidad de crear coaliciones populares:

1920, Luis Emilio Recabarren;
1927, Elías Lafertte Gaviño;
1931, Elías Lafertte Gaviño;
1932, Elías Lafertte Gaviño;
1999, Gladys Marín Millie.

Cinco veces trabajó y votó por un militante socialista:
1952, Salvador Allende Gossens;
1958, Salvador Allende Gossens;
1964, Salvador Allende Gossens;
1970, Salvador Allende Gossens;
2013, Michelle Bachelet.

Tres veces participó activamente en la campaña y votó por un militante radical:
1938, Pedro Aguirre Cerda;
1942, Juan Antonio Ríos Morales;
1946, Gabriel González Videla.

En cuatro oportunidades trabajó y votó por un Independiente:
1925, José Santos Salas;
1993, Eugenio Pizarro;
2009, Jorge Arrate Mac Niven;
2017, Alejandro Guillier

En una ocasión, trabajo y sufragó por un militante del Partido Humanista:
2005, Tomás Hirsch Goldschmidt

En una oportunidad por un militante de la Democracia Cristiana:
1989, Patricio Aylwin Azócar.

Es que, por encima de sus intereses partidarios, los comunistas hemos privilegiado siempre los intereses del pueblo chileno.
Hay quienes nos quisieran ver como una secta aislada del acontecer político, confabulando en las sombras. Esos andan con los pasos perdidos.

Como siempre, los comunistas actuamos cara al pueblo, en forma muy transparente. Nada de santos tapados.

Y algo más. Los comunistas siempre hemos cumplido con nuestros compromisos y respetado a nuestros aliados. Esperamos, por tanto, un trato igual hacia nosotros. Por ello, no me ha parecido correcto lo ocurrido en Atacama en las elecciones parlamentarias. Tampoco lo sucedido con nuestra querida compañera Karol Cariola en el comando de Guillier para la segunda vuelta.

¡Nobleza obliga!


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXVI)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXVI: ¿Qué es el “Nuevo Chile”?

Desde el domingo 19 de noviembre de 2017 se escucha de parte de algunos comentaristas y opinólogos el concepto “el Nuevo Chile”. Se refieren a los cambios ocurridos en el panorama político chileno como consecuencia de loso resultados de la elecciones ocurridas ese día.

En mi opinión hay mucho de exageración en esta expresión. Y que, si analizamos más a fondo la cuestión, veremos que hay rasgos que pertenecen al Chile de antes del 19 de noviembre. Por ejemplo, la alta abstención, cercana al 53% y el sentimiento mayoritariamente progresista de los que emiten su voto.

Existe un Nuevo Chile, pero es anterior al 19 de noviembre de 2017 y es fruto de los cambios democratizadores del gobierno de Bachelet y, en ellos, los comunistas han jugado un rol importante.

¿Habría sido posible el ingreso al parlamento de nuevas fuerzas políticas bajo el imperio del sistema binominal? Muy difícilmente. El término de ese antidemocrático sistema electoral impuesto por la dictadura, abrió las puertas del parlamente.

Recordemos que el 23 de abril de 2014 Michelle Bachelet firmó un proyecto de cambio al binominal aumentando los cupos senatoriales de 38 a 50 y de 120 a 155 en los diputados, y junto a esto la propuesta incluyó además una ley de cuotas que estableció una cuota de género.

Otro paso democratizador se dio cuando el 15 de diciembre de 2014, la Presidenta Michelle Bachelet firmó el proyecto sobre financiamiento a la política. La iniciativa apuntar a dotar de mayor transparencia, equidad y control público al financiamiento electoral y al de los partidos políticos.

Entre los elementos que contempla la propuesta se encuentran la disminución en un 50% el límite del gasto electoral para cada elección y la eliminación de todos los aportes reservados.
Además, se obligará a que los aportes de las personas naturales no pueda exceder al equivalente de 100 UF. Asimismo, la propuesta dice que el Estado aportará a cada partido 0,09 UF por voto válidamente obtenido en las últimas elecciones de diputados.

El 11 de abril de 2016 Michelle Bachelet promulgó la “Ley para el fortalecimiento y transparencia en la democracia” y la “Ley que fortalece el carácter público y democrático de los partidos políticos y facilita su modernización”.

Con toda razón, la Presidenta sostuvo en esa ocasión: “Estamos fijando nuevas reglas para nuestra democracia, estamos haciendo lo necesario para que la democracia sea un espacio del juego limpio. No queremos para Chile una política que se hace a espaldas de la gente o que pueda verse contaminada por el dinero”.

“Chile merece una política que se hace de frente, que no tiene nada que esconder, que se somete al escrutinio público, a la sana competencia y la transparencia. Una política que se construye en base de ideas y no de slogans, que sabe dialogar, que reconoce la diversidad y crea bien común”, añadió.

La Mandataria manifestó que “lo que estamos haciendo es cerrar la puerta a las malas prácticas que se habían arraigado en nuestra actividad política (…) con estas nuevas leyes las reglas del juego de la política chilena cambiaron, son más exigentes, más transparentes, con prohibiciones claras y perdidas de escaño pata quienes cometan delito. Con estas nuevas reglas del juego la política se prestigia”.

“Estamos dejando –añadió- el poder del dinero fuera de la política, abriendo las puertas de los partidos al escrutinio público y estamos consagrando sanciones administrativas y penales como nunca antes había habido”.

Una nueva contribución a un Nuevo Chile lo constituyó la firma por la Presidenta Bachelet, el viernes 7 de octubre de 2016, del decreto que promulgó la reforma constitucional que reguló y facultó el derecho a voto de los ciudadanos chilenos que se encuentren fuera del país.

Estos y otros cambios, al borrar trabas antidemocráticas heredadas de la dictadura, han hecho de Chile un país más democrático e inclusivo. Ha ido forjando el Chile Nuevo que está emergiendo gracias a la labor del gobierno encabezado por Michelle Bachelet y que continuará Alejandro Guillier.

Es necesario que cosas como estas sean conocidas más y mejor en esta gran tarea de ganar la segunda vuelta.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXVII)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXVII: Ganar a la gente antipiñerista para que vote en la segunda vuelta

La TV mostró una escena muy decidora. Era el domingo 19 de noviembre de 2017, alrededor de las 19 horas. Lugar: una mesa de votación en el Estadio Nacional. Se leían las preferencias de los votos de candidatos a Presidente de la República. Había mucha gente siguiendo con gran interés la lectura que hacía el presidente de la mesa. Cada vez que salía el nombre de Sebastián Piñera, pifias y un grito: “Cualquiera, cualquiera, menos Piñera”. A pesar de esa manifestación, Pillín sacó la primera mayoría.

Esta emblemática escena refleja lo ocurrido con la votación de la primera vuelta. A pesar del repudio generalizado, se impuso la derecha.

Ello se debió, entre otras razones, a que la derecha -que es muy ducha en todo tipo de engaños-, logró crear una atmósfera en que era posible que Piñera (como sostuvo la encuestadora Marta Lagos) ganara en primera vuelta.

Es innegable el rol jugado por las encuestas. Su utilización sirvió para crear la sensación de que Piñera estaba asegurado. Por ejemplo, la Encuesta CADEM Estudio electoral Nº 6 de fecha 3 de noviembre de 2017 le dio al candidato de la derecha el 45%. La Encuesta CEP le atribuyó el 44%.

Pero, los hechos, los porfiados hechos, al decir de Lenin, derrotaron los falsos vaticinios. Piñera no ganó en primera vuelta. Peor aún para la derecha, sacó un 36,64% de los sufragios y no el cuarenta y tanto por ciento que había pregonado la derecha, con el respaldo de todas las encuestas que le daban más del 40%. Fue esto una derrota para la reacción.

Ante el rotundo fracaso de la industria de las encuestas, los canales de noticias de la TV dieron la oportunidad a responsables de esas encuestas para sacarse los balazos. Marta Lagos, que aprovechó para hablar de sus altos contactos internacionales, le echó la culpa a la metodología de las encuestas. Roberto Izikson, de CADEM, intentó demostrar –sin lograrlo- que ellos no habían fracasado.

Lo que está claro que esa campaña del engaño tuvo su efecto en sectores de la población. Incluso hubo compañeros despistados que me escribieron sosteniendo que no había nada que hacer y que ésta era carrera corrida para la derecha.

Esto neutralizó y desmotivo a cierta cantidad de electores. Es difícil calcular cuántos. Pero de haberlos, los hubo.

Si ello afectó a militantes, habría que ver si sus células funcionan, si estos despistados concurren a reunión, si leen y estudian los materiales partidarios.

Entonces volvemos a lo planteado en capítulo anterior: la imperiosa necesidad de que un partido revolucionario funcione como tal, de acuerdo a las probadas normas leninistas.

Tengo el convencimiento, que en medio de fragor electoral, el Partido Comunista debe avanzar decididamente en adoptar plenamente las normas leninistas.

Y no me vengan a decir: -pasemos primero la contingencia y después arreglamos lo de las normas leninistas. Al contrario, compañero. Son en estos días plenos de actividades electorales, cuando debemos ir empleando los métodos leninistas: el funcionamiento vital de las células, la dirección colectiva, el centralismo democrático.

Reúne tu célula para planificar el trabajo y salir hacia la gente. Necesitamos dirigentes que sean líderes, capaces de encantar y conducir con su ejemplo. Cada militante debe estar pleno de pasión revolucionaria, dispuesto a jugarse a concho por la tarea de ganar conciencias y votos. Empecemos por los más cercanos y de fácil acceso: familiares, militantes alejados, vecinos, colegas. Recurramos a las listas de los miles de adherentes que firmaron en la campaña Gladys Marín.

Confecciona una lista con quienes debes contactarte personalmente, por teléfono, por correo.

De cada uno de nosotros depende el triunfo del futuro. La tarea es simple y grandiosa: ¡ganar a la gente antipiñerista para que vote en la segunda vuelta!

Seamos seres conscientes, forjemos la historia.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXVIII)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXVIII: Una vez más la bandera pirata del anticomunismo

Erika Alejandra Olivera de la Fuente, ex atleta nacional, fue elegida diputada por el distrito Nº 9, como candidata de Renovación Nacional, con 2.695 votos (8,77% de los sufragios válidamente emitidos). Dos días después de las elecciones inició su maratón anticomunista. En la mañana del martes 21 de noviembre, fue entrevistada por el programa “Ahora Noticias” de Megavisión. En la ocasión, Olivera señaló que “durante estas cuatro semanas que quedan esperamos que todos salgamos a la calle y entreguemos el mensaje. Entreguemos el mensaje de quitarle el miedo a la gente porque hoy día lo que provoca el otro sector, precisamente, es el temor. A mí no me gustaría tener un país como Venezuela. Y lo digo sinceramente. No me gustaría que mis hijos vieran una realidad como la que vemos a través de los medios de comunicación, lo que están viviendo millones de venezolanos”.

Al respecto, el periodista José Antonio Neme le preguntó si lo que plantea es que si lo que se define el 17 de diciembre es una propuesta como la del candidato de Chile Vamos, Sebastián Piñera, versus una propuesta como la revolución bolivariana, “¿eso crees tú que es lo que representa Guillier?”, le consultó el periodista. A lo que Olivera respondió: “Es lo que veo para el futuro de nuestro país si seguimos así. Lo más probable es que vayamos hacia allá y eso es lo que yo como persona de esta sociedad no quiero eso para mi país, no quiero eso para Chile. Quiero un país libre, quiero un país que tenga oportunidades, un país que progrese, un país que avance en todos los sentidos y por eso es que estoy dispuesta a jugármela”.

En premio a sus cualidades de deportista, muy oxigenada y rebautizada por el siempre despistado Pillín como Olivares, apareció doña Erika en la TV formando en el equipo “sub-cuarenta” del candidato derechista.

Al conocer sus declaraciones, no pude sino que exclamar: ¡Qué buena atleta era Erika!

Y evoqué la larga serie de mentiras inventadas por la derecha y lanzadas de manera irresponsable. Recuerdo que en las campañas contra Allende se lanzaron truculencias de todo tipo. Dijeron, por ejemplo, que si ganaba Allende los niños serían enviados a la Unión Soviética; que en vez del Viejo Pascuero, golpearía la puerta de los hogares chilenos para la Navidad un soldado ruso armado con una metralleta. “El Mercurio” publicó un aviso en que aparecían tanques soviéticos en La Moneda.

Todos sabemos que los tanques que llegaron a sembrar la muerte frente a La Moneda el 11 de septiembre de 1973, estaban tripulados por soldados chilenos, mandados por generales traidores que, junto con dirigentes que hoy están con Pîñera, bajo la dirección y apoyo de Estados Unidos, dieron el sangriento golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Salvador Allende.

Ya no existe la Unión Soviética. Por eso, los que levantan la sucia bandera del anticomunismo tienen que buscar otro país para basar sus mentiras. Ahora está de moda Venezuela. Un país en que gente, como la señora Olivera conoce, como ella misma lo dice, “a través de los medios de comunicación”. Los mismos medios que han inventado las patrañas al gusto de los grandes patrones durante muchos años.

Hay que salir, con decisión, al paso de todas esas patrañas. La lucha ideológica debe ser el pan nuestro de cada día. Debemos seguir el ejemplo de la jornada presidencial de 1970, cuando se derrotó la sucia campaña del terror, uno de los factores que forjó el limpio triunfo de Salvador Allende el 4 de septiembre de 1970.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXV)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXV: ¡Ahora a ganar la segunda vuelta!

La Fuerza de la Mayoría logró el objetivo de pasar a la segunda vuelta. Ésta culminará el 17 de diciembre de 2017. Ello nos entrega la posibilidad de conquistar un gobierno que siga la línea de los cambios positivos realizados por Michelle Bachelet. Pero, para hacer real esta posibilidad se necesita comenzar ahora, ahora mismo, a trabajar.

Y en esta nueva etapa es necesario cambiar de actitud, de tranco, todos. De capitán a paje. Me pareció bien lo dicho anoche por Guillier: “Con propuestas claras que nos interpreten a todos” (los sectores progresistas, agregaría yo).

Debemos dar un fuerte golpe de timón. Y en ello, una responsabilidad muy grande la tiene el Partido Comunista. Sus dirigentes no pueden repetir la falta de audacia que tuvieron cuando la derecha de la DC impuso que su candidata se presentara directamente a la primera vuelta. Debieron entonces tener la agilidad de crear las condiciones para que existieran primarias.

El Partido Comunista no puede actuar como si estuviera semiclandestino. Debió aprovechar la conmemoración de los 100 años de la Revolución de Octubre para efectuar un acto de masas, que elevara el fervor revolucionario de militantes, adherentes y simpatizantes. Junto con haber educado en los métodos leninistas de organización y funcionamiento. Pero parece que para algunos hablar de leninismo es mentar la soga en casa del ahorcado.

Fue así como el acto organizado por el Partido Comunista por los Cien Años, fue ratón. Los pocos que asistieron a él, no encontraron allí razones para salir con más fuerzas para la lucha electoral.

EL Partido Comunista tiene (o debe tener) su fortaleza en estar basado en una teoría científica y haber heredado de Lenin sus normas de organización y funcionamiento. Tenemos la amarga impresión que no en todas partes se llevan a la práctica. Para tener éxito en el trabajo de masas –y lo electoral lo es- lo fundamental está en el funcionamiento de las células y el resto de los órganos partidarios.

No somos un partido electorero. Somos un partido revolucionario que, en esta etapa, ha optado por la vía no armada, por la vía electoral. Para nosotros el fin no justifica los medios. Queremos contribuir a derrotar a Piñera en esta segunda vuelta. Pero nuestra acción debe realizarse de acuerdo a las normas leninistas. No reemplazar, por ejemplo, el trabajo celular por continuos ampliados. No sustituir los órganos de dirección por comandos.

Para ello necesitamos elevar nuestro nivel político y orgánico.

En concreto, compañero militante, reúne tu célula y a elaborar el plan de trabajo que nos conduzca a la victoria.

En concreto, camarada adherente y simpatizante, contribuye a hacer realidad eso de “todos contra Piñera”.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXIV)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXIV: Los comunistas, garantía de lealtad y responsabilidad

Reproducimos parte de declaración del Presidente del Partido Comunista de Chile, compañero Guillermo Teillier:

“Por primera vez en la historia de Chile y de nuestro partido, los comunistas vamos a terminar un periodo presidencial y lo hacemos exitosamente porque hemos cumplido con el programa con el que nos comprometimos con la Presidenta Michelle Bachelet”.

“Esto significa una derrota del anticomunismo en nuestro país, acordémonos que cuando estuvimos en el Gobierno de Gabriel González Videla, el anticomunismo fue lo que primó y lo que hizo que ese Gobierno traicionara al Partido Comunista y a los trabajadores, dictando la ley de defensa de la democracia, llamada con justa razón la ley maldita, porque envió a los comunistas a la represión”.

“Después con Salvador Allende, el anticomunismo primó como uno de los elementos que se usó y abusó para dar pie al Golpe de Estado que nos sumió en la dictadura, pero ese anticomunismo irracional ha sido derrotado en el trascurso de este Gobierno y la ciudadanía se ha dado cuenta que al estar en este Gobierno hemos contribuido a llevar adelante reformas como la de educación, la laboral, la creación del Ministerio de la Mujer, la creación del Ministerio de los Pueblos Indígenas, el Ministerio de las Culturas, hemos aprobado todas las reformas para descentralizar el país, hemos hecho una infinidad de leyes para proteger a las mujeres y a los adultos mayores, pero quedan muchas cosas pendientes”.

“La participación de los comunistas en el Gobierno ha sido muy positiva y le hace bien a Chile. Logramos derrotar el anticomunismo aunque a muchos les pese, sobre todo algunos que querían que fuéramos marginados del Gobierno y que todavía hacen esfuerzos para que seamos marginados de un futuro Gobierno, pero eso solo lleva el caudal al molino de la derecha y de quienes quieran defender los privilegios de unos pocos y no quieran preocuparse de la ciudadanía completa”.

“Por eso llamo a votar por los comunistas, porque nos hemos jugado por las reformas, aunque a veces hemos sido impulsivos, pero era fundamental, por eso estoy satisfecho con el cumplimento de este hito histórico para nuestro partido”.

“La gente debe saber que si seguimos en el Gobierno seguiremos haciendo reformas de este estilo, saben que no engañamos a nadie y que nos comprometemos por los derechos de la sociedad entera”.


Ver:

Los seres concientes forjan la historia (XXXIII)

Iván Ljubetic Vargas, historiador del Centro de Extensión e Investigación Luis Emilio Recabarren, CEILER

CAPÍTULO XXXIII: Los actos de clausura

Fueron una especie de encuesta, pero sin intencionadas tergiversaciones. Los canales de TV los mostraron en vivo y en directo.

¿Qué señalaron estos actos de clausura?

En primer lugar la fuerza de la candidatura de Alejandro Guillier. Los más “pesimistas” hablan de diez mil personas plenas fervor y de entusiasmo. Fueron entre 13 y 15 mil.

Cientos y cientos de banderas de todos los partidos que apoyan la candidatura. Muchas con el nombre de Guillier. Un discurso de éste claro y pleno de contenido progresista

En segundo lugar, que Guillier pasa al balotaje del domingo 17 de diciembre.

En tercer lugar, que la inmensa mayoría de las candidaturas, a igual que la mayoría de los chilenos, es antipiñerista.

No hay dudas que estos actos marcan un nuevo momento en la campaña electoral.

Transformemos este fuerte repuntar en votos. No dejemos a ningún familiar, amigo, vecino y colega que sepamos de su posición de izquierda sin llamar en estas horas decisivas. Aún son muchos lo indecisos. Peguémosle un empujoncito.

Así forjamos la historia los seres conscientes.


Ver:

CEILER